jueves, 13 de marzo de 2008

Porque hablo como idiota

¡Protesto su señoría!!-gritó el abogado enfurecido después de escuchar la sentencia de “culpable”.
¡Mi cliente es evidentemente inocente!! Toda la evidencia lo exonera, ¿es esto una broma de mal gusto? –continuó diciendo.
¡Apelaré esta sentencia ante la suprema corte!!
El Juez tomó su martillo y mirando al Abogado lo azotó con toda su fuerza contra la madera del estrado en un gesto de excesiva violencia.
¡Esta es mi corte y es mi sentencia la que se dicta. Vaya y apele a otras instancias Abogado, que ese es su trabajo, pero usted habla como idiota y eso no beneficia a su cliente en lo absoluto!!-gritó el juez.
Los miembros del jurado asintieron con el juez:
Es verdad que habla como idiota…-dijeron.

1 comentario:

Lucia Coati Cirianni dijo...

jojojo, 31 minutos, chido...