jueves, 29 de mayo de 2008

Epitafio.


Lo que recuerdo especialmente de la ciudad de Buenos Aires es el cementerio de la Recoleta.
Humilde, comparado con otros, pero entrañable.
De este hermoso parque de piedras y huesos famosos, atesoro desde hace años una frase. La hallamos mi acompañante y yo por casualidad, escrita con plumón permanente en el costado de una de las tumbas capilla del lugar. Alguien había estampado apócrifamente el epitafio que, en inglés, rezaba:
“I been trying so hard to tell my self that you’re gone…
2 months dead…”
Por más que intento, no logro recordar el nombre a quien pertenecía la tumba…
Aunque por muchas razones, siento que esta frase ya me pertenece.

5 comentarios:

Gran Fornicador dijo...

Que envidia de Buenos Aires, que envidia de haber estado ahí. Nada como una ciudad de nostalgias.

Anónimo dijo...

If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you,
If you can trust yourself when all men doubt you
But make allowance for their doubting too,
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don't deal in lies,
Or being hated, don't give way to hating,
And yet don't look too good, nor talk too wise:
If you can dream--and not make dreams your master,
If you can think--and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you've spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build 'em up with worn-out tools:

If you can make one heap of all your winnings
And risk it on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breathe a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: "Hold on!"

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings--nor lose the common touch,
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much,
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds' worth of distance run,
Yours is the Earth and everything that's in it,
And--which is more--you'll be a Man, my son!

By Rudyard Kipling (1865-1936).

Pablo G dijo...

Los cementerios son sitios donde siempre se encuentran cosas interesantes

ángel dijo...

No sé si escriturar la pérdida refleja la contradicción de la ausencia/presencia de quien partió dos meses o dos años atrás. Pero endurece el pensamiento, se hace conciencia amarga y se deletrea como palpable evidencia y, por supuesto, irremediablemente legible.

Ahora que son más los muertos que los vivos quienes caminan en la tierra y en la memoria de la tierra, no debajo de ella, faltarían Recoletos, mármoles, criptas, losas y tumbas para hacer un libro que registre, así sea un atisbo levísimo, la hondura de una frase como esa. Aunque se escribiera en un inglés porteño.

Es grato descubrir tus pasadizos para revolver cajones con olor a nuevo. Aunque no sea panda.



Saludos...

ángel dijo...

No sé si escriturar la pérdida refleja la contradicción de la ausencia/presencia de quien partió dos meses o dos años atrás. Pero endurece el pensamiento, se hace conciencia amarga y se deletrea como palpable evidencia y, por supuesto, irremediablemente legible.

Ahora que son más los muertos que los vivos quienes caminan en la tierra y en la memoria de la tierra, no debajo de ella, faltarían Recoletos, mármoles, criptas, losas y tumbas para hacer un libro que registre, así sea un atisbo levísimo, la hondura de una frase como esa. Aunque se escribiera en un inglés porteño.

Es grato descubrir tus pasadizos para revolver cajones con olor a nuevo. Aunque no sea panda.



Saludos...