lunes, 7 de diciembre de 2009

Del amor:




Hay cosas que nunca entenderemos:


"-A través de la grieta del seto yo vi a Jinny besarle- dijo Susana-. Al alzar mi cabeza inclinada sobre un macetero de flores y mirar a través de la grieta, vi cómo le besaba. Los vi a ambos, a Jinny y a Luis, besándose. Ahora voy a envolver mi congoja en mi pañuelo, la apretaré en un nudo y antes de que comiencen las clases, iré sola al bosque. No me sentaré delante de una mesa a sacar sumas. No me sentaré junto a Jinny y junto a Luis, sino que iré a depositar mi congoja entre las raíces de las hayas. allí la examinaré y la cogeré entre mis dedos. Ellos no podrán encontrarme. Comeré y buscaré huevos entre las zarzas y mis cabellos estarán desgreñados y dormiré bajo los setos y beberé agua en las zanjas y allí me moriré."

Las olas
Virginia Woolf


5 comentarios:

rf dijo...

¿Y el otro es un mirón celoso?

SekSonico dijo...

chale, si está triste.

Anónimo dijo...

me encanta la visión de vivir en el bosque con el pelo sucio y comiendo huevos tirados. En lugar de hacer una escena de celos idiota.
Si todos tuviéramos esa parte en nosotros el mundo sería mejor...mas gente viviría en el campo.

Sofia dijo...

te quiero panda

Anónimo dijo...

¿Qué si me duele? un poco, te confieso
que me heriste a traición, mas por fortuna
tras el rapto de ira vino una
dulce resignación... pasó el acceso.

¿Sufrir? ¿Llorar? ¿Morir? ¿Quién piensa en eso?
El amor es un huésped que importuna,
mírame cómo estoy, ya sin ninguna
tristeza que decirte, dame un beso.

Así, muy bien, perdóname fui un loco,
tú me curaste -gracias-, y ya puedo
saber lo que imagino y lo que toco.

En la herida que hiciste, pon el dedo,
¿Qué si me duele? Sí, me duele un poco,
mas no mata el dolor... no tengas miedo...

Luis G. Urbina