miércoles, 17 de febrero de 2010

Extraña...miento

Un día ella desapareció.
No hubo más mensajes.
Jamás volvió a cruzar aquella calle, ni la otra, ninguna.
No hubo “arte”, ni creación; sólo seguimiento.
No hubo enojo o lamento. Tampoco el alivio esperado. Nadie murió en el intento.
Nunca más aquel cabello taponando el desagüe, ni la furia, o las toallas húmedas regadas por el departamento.
Los semáforos, las cajeras, los soldados, las vecinas, el cojo de muleta, los perros de la calle; todos sobrevivieron.
La sonrisa amable (caja de cartón) volvió en un tiempo lento. Las noticias del periódico anunciaron una y otra vez ofertas y días muertos.
Los trenes continuaron cortando los mapas; las fronteras se trazaron y borraron. El pasaporte venció. Hubo que cambiarlo por uno nuevo sin los sellos de entrada y salida que pudieran ayudar a recordar la demora de un vuelo, aquella tormenta de nieve o alguna maleta perdida.
Hubo blanco y negro.
Llegaron nuevos amigos, los de siempre se marcharon lejos.
Lluvia y vacaciones. Días muertos.
Todo estuvo bien. Nadie murió en el intento. El amor, buena “puta triste”, no tardó en dar descuentos, facilidades, mudanzas e inventos.
Hasta hubo carnaval en los días que siguieron.
El único que la extraña es aquel sillón azul: en la sala nueva, todavía conserva, sutil y discreto, la casi imperceptible silueta de su cuerpo, recostada de lado, envuelta en una toalla húmeda, durmiendo.

10 comentarios:

El Sek dijo...

ta machin!!

Sofia dijo...

lo que el sillón no sabe es que ella sí murió en el intento, y renació en alguien con mas huevos y con cicatrices de la vida pasada mucho mas ligeras y que ahora si la dejarán caminar hacia cualquier dirección.

Piramidal dijo...

Esa sutileza del viaje a través del tiempo y la memoria me ha dejado sin aliento

Jose M. dijo...

Simplemente increíble, más cercano a lo que me gusta leer y escribir, tomar fragmentos de la realidad para verlos por un espejo un poco falso y volver las palabras nuestras, es una técnica increíble, me encanta ver que la gente formule una luz diferente desde cada cornea, el producto de escuchar a nuestros ojos y dejar de ver algo tan material como lo que ellos ven son textos tan grandiosos como el que acabo de leer y literalmente el humo de tus letras sigue dando vueltas en mi cabeza como un espiral daría vueltas para hacer algo corto un poco más largo... en otras palabras me encanto.

Con algo de tiempo podrías detenerte a leer mi blog

Acá te dejo el URL

www.titulosenblanco.blogspot.com

Kiddo dijo...

Me gusto lo que escribió

KRIPTICA dijo...

que preciosidadddddddddd! Me encanto!

D.Cooper dijo...

Ostras,un blog con cosas interesantes y bien escritas. Sin falsos remilgos. Felicidades!

Marga dijo...

Hermoso, real, melancólico, ...me ha encantado.

ANAIRDA dijo...

Me gusto, saludos

ANAIRDA dijo...

Me gusto, saludos