lunes, 5 de enero de 2009

...

"Hay que conservar la esperanza"- dicen algunos.

Yo pregunto: ¿Cómo habría que conservarla? ¿En formol?




Bajas durante la invasión israelí a Franja de Gaza

update:

Hoy por la mañana recibí un correo masivo (gracias). Creo que hay que leerlo. aunque es largo y terrible. Ahora más que nunca hay que leer:

"Plomo fundido" sobre la conciencia judía
Por León Rozitchner

"Si nosotros nos revelamos incapaces de alcanzar una cohabitación y acuerdos con los árabes, entonces no habremos aprendido estrictamente nada durante nuestros dos mil años de sufrimientos y mereceremos todo lo que llegue a sucedernos."
Albert Einstein, carta a Weismann, 1929.

¿Recuerdan cuando hace dos mil años los judíos palestinos, nuestros antepasados en Massada sitiada, enfrentaron las legiones del Imperio romano y se suicidaron en masa para no rendirse? ¿Recuerdan la rebelión popular y nacional de nuestros macabeos contra la invasión romana, cuando murieron decenas de miles de judíos y se acabó la resistencia judía en Palestina y nos dispersamos otra vez por el mundo?
¿No piensan que esa misma dignidad extrema que nuestros antepasados tuvieron, de la que quizá ya no seamos dignos, es la que lleva a la resistencia de los palestinos que ocupan en el presente el lugar que antes, hace casi dos mil años, ocupamos nosotros como judíos?
¿No se inscribe en cambio esta masacre cometida por el Estado de Israel en la estela de la "solución final" occidental y cristiana de la cuestión judía? ¿Han perdido la memoria los judíos israelíes?
No: sucede que se han convertido en neoliberales y se han cristianizado como sus perseguidores europeos, que, luego de exterminarlos, empujaron a los que quedaron vivos para que se fueran a vivir a Palestina con el terror del exterminio a cuestas.
El meollo de la actual tragedia está en la Shoá. Si la memoria de su pasado define el sentido histórico que marcó el "destino" del pueblo judío, donde se van hilando las cuentas de nuestro derrotero, y si el acto final en el que culmina ese destino convoca a los judíos israelíes a aniquilar la resistencia de otros pueblos inocentes, algo del sentido histórico ha desaparecido de la memoria de los israelíes.
¿Puede ser invocada la Shoá sin ser infieles a los desaparecidos, cuando al mismo tiempo el sentido completo de ese acontecimiento monstruoso ha quedado oscurecido?
¿Cómo podríamos "hacer memoria" si la construimos con los únicos recuerdos de nuestro pasado que los culpables europeos del genocidio nos autorizan? Es cierto: si los israelíes recuerdan todo, pierden a sus aliados. Porque la memoria de la Shoá que llevó al retorno a una tierra perdida hace mucho tiempo tendría que volver a ser pensada.
Lo primero a recordar: nuestros perseguidores históricos no fueron ni son los palestinos. Nuestros perseguidores estaban y siguen estando en las naciones de cultura europea que nos expulsaron y masacraron, y sin embargo son ellos los que siguen marcando el destino de todos nosotros, sobre todo de los judíos israelíes. ¿Será por eso que se busca olvidar a los verdaderos culpables de la Shoá? Los israelíes ya no se preguntan por el pasado bimilenario judío.
Nunca los judíos, salvo excepciones, acusan del exterminio judío a la religión cristiana y a la economía capitalista que produjeron necesariamente la Shoá, como la conclusión de un silogismo que se venía desarrollando en Europa cristiana desde su mismo origen, como si el nazismo hubiera sido sólo un accidente sin antecedente en la historia europea y todo comenzara con Hitler.
¿No será que luego de la Shoá ustedes, los descendientes de los judíos europeos asimilados, se aliaron luego con los exterminadores en un pacto oscuro que el terror dictaba, y volvieron ahora todos, de cierta manera, a ser judeo–cristianos?
Porque seamos honestos: el Tercer Reich se ha prolongado en el 4º Reich del Imperio norteamericano. Es claro: prefieren no saberlo porque el Estado de Israel está –nosotros los judíos latinoamericanos sí lo sabemos– al servicio del poder cristiano–imperial de los EE.UU.
¿O van a creerse que los EE.UU. y Europa combatieron al nazismo para salvar a los judíos?
¿Por qué ahora habrían de seguir persiguiéndolos si mantienen lo que tienen de judíos congelado sólo en lo arcaico religioso?
Pero ¿no les dice nada pasar a ocupar ahora el lugar impiadoso, como brazo armado de los poderosos capitalistas cristianos, contra una población civil asediada y asesinada por osar defenderse contra la expropiación ilimitada de un territorio que debía ser compartido?
Recordemos. Karl Schmitt, filósofo católico del nazismo, había puesto de relieve lo que la hipocresía democrática ocultaba: la categorías políticas son todas ellas categorías teológicas. Es decir: la política occidental (democrática y capitalista) tiene su fundamento en la teología cristiana. Es notable: Schmitt coincide con lo que Marx joven decía en Sobre la cuestión judía: el fundamento cristiano del Estado germano se prolonga como premisa también en el Estado democrático.
Y si la política occidental al desnudarse muestra su fundamento teológico oculto, sin el cual no hubiera habido capitalismo, entonces toda política de Estado capitalista era antijudía, porque ése era el escollo que el cristianismo había encontrado para consolidarse como religión universal. No contra los judíos cristianizados que, como ustedes en Israel, apoyan esa política, es cierto. Ustedes tienen de cristianos, sin saberlo, lo que ocultan en su propia memoria al ocultar que la Shoá como "solución final" fue un exterminio teológico (cristiano) político europeo. Schmitt la tenía clara. Lo que el sutil filósofo alemán católico necesitaba activar, en momentos de peligro extremo para el cristianismo y el capitalismo frente a la amenaza de la Revolución Rusa y las rebeliones socialistas, era el fundamento cristiano escondido en la política: el odio visceral y alucinado religioso antijudío para que en Europa reverdeciera con toda intensidad el fundamento grabado durante siglos en el imaginario popular cristiano. Y con ese vigor arcaico reverdecido pudieran enfrentar la amenaza revolucionaria del judeo–marxismo.

Por eso, frente a la apariencia liberal de la política democrática como una relación "amigo-amigo", el fundamento de la política nazi extremaba las categorías de "amigo–enemigo" que Schmitt vuelve a poner de relieve en el "estado de excepción" como la verdad oculta de la democracia: el único enemigo histórico cuando entra en crisis el fundamento social europeo son nuevamente los judíos.
En 1933, frente a la amenaza del socialismo tildado quizá con cierta razón de judío, resurgía para muchos europeos todo su pasado y encontraban en los judíos el fundamento más profundo de lo más temido para su concepción cristiana: las premisas judías de un materialismo consagrado, no meramente físico cartesiano como la economía capitalista requería. Por eso Schmitt vuelve a desnudar las categorías fundantes adormecidas que la teología católica mantenía vivas: volvía al fundamento religioso de la política cristiana del Estado democrático para enfrentar el peligro del "comunismo ateo y judío".
Sucede que en ese momento los judíos laicos formaban parte de la creatividad moderna que en Europa alimentó el pensamiento político y científico: eran rebeldes todavía, no como tantos de ahora, y por eso Marx de joven pensaba que los judíos, una vez superada su etapa religiosa y se hicieran laicos prolongando la esencia judía más allá de lo religioso, podrían pasar a formar parte activa de la liberación humana.
Y cuando al fin los europeos creían haber logrado en el siglo XIX la universalización del cristiano–capitalismo que se expandía colonizando a sangre y fuego el mundo, aparece otra vez el materialismo judaico como premisa del socialismo, que no es físicamente metafísico sino que parte de la Naturaleza como fundamento de la vida del espíritu humano.
Tiemblan entonces en Europa los fundamentos cristianos de la política y de la economía: un nuevo fantasma la recorre y se manifiesta en una teoría judía revolucionaria. De lo cual resulta que en momentos de crisis Hitler sólo representó, en términos estrictamente religiosos, culturales y políticos, el temor de toda la cultura occidental ante los comunistas y los judíos como los máximos enemigos de ambos, ahora renovados: del capitalismo y del cristianismo.
El racismo de los nazis –esa "teozoología política"– no es más que el espiritualismo cristiano secularizado que el Estado nazi consagró laicamente en las pulsiones de los cuerpos arios.
Una vez aniquilados los millones de judíos –como luego fueron arrasando y aniquilando con la misma consigna a millones de soviéticos "judeo-comunistas"– el impacto aterrorizante de la "solución final" hizo que los judíos casi nunca, salvo muy pocos, se atrevieran a señalar a los verdaderos culpables del genocidio (como pasó entre nosotros con los genocidas).
Con la derrota de los nazis como únicos culpables –según cuenta la historia de los vencedores– desapareció en Europa la historia de los pogromos y las persecuciones cristianas medievales y modernas que nos aterraron durante siglos: la de los franceses tanto como la de los italianos, los españoles, los polacos y los rusos mismos. Sólo los nazis alemanes fueron antijudíos.
Los judíos cristianizados por el terror del cristiano-capitalismo en Europa luego de la Shoá buscaron su "hogar" fuera de Europa: se instalaron en Palestina, como si el reloj de la historia, ahora teológica, se hubiera detenido hacía dos mil años.
No se dieron cuenta de que la mayoría de los judíos que volvían a Israel no eran como nuestros antepasados que se habían ido: los descendientes de los defensores de Massada o de los macabeos.
Buber, Gershon Scholem y tantos otros sí lo recordaban. Nadie quería que nos volviera a pasar otra vez lo mismo, es cierto; pero en vez de enfrentar y denunciar a los verdaderos culpables del genocidio –que ahora nos apoyaban para que nos fuéramos para siempre de Europa y termináramos nosotros mismos la etapa final democrática de la "solución final" judía que ellos comenzaron– los israelíes terminaron sometiendo a los palestinos como los romanos, los europeos y los nazis lo hicieron antes con nosotros.
Pero primero tuvieron que vencer la resistencia de nuestros pioneros socialistas.
Los israelíes, apoyados ahora por el Imperio cristiano–capitalista que los había perseguido, crearon también en Israel un Estado teológico, pero la "parte" secularizada dentro de ese Estado judío siguió siendo la del Estado cristiano.
Volvieron como judíos para culminar en Israel la cristianización comenzada en Europa: mitad judíos eternos en lo religioso, mitad cristianos secularizados en lo político y en lo económico.
Por eso ahora en Israel el Estado mantiene la economía neoliberal capitalista y cristiana sostenida por los religiosos judíos sedentarios, detenidos en el tiempo arcaico de su rumiar imaginario. Y por el otro lado los iraelíes son neoliberales en la política y en la economía y en la ciencia "neutral", cuyas premisas iluministas son cristianas. Mitad judíos en el sentimiento, mitad cristianos en el pensamiento.
Y por eso quieren que todos, también aquí y ahora, seamos como ellos: judeo-cristianos como el rabino Bermann, avalado por el cardenal Bergoglio, o judíos–laicos como Aguinis, neoliberal letrado avalado por el obispo Laguna.
O como los directivos de la AMIA, que tienen la potestad de determinar si soy o no judío. Si soy judío "progresista" y no me secularicé como cristiano, entonces no soy judío, no podré aspirar a ser enterrado en un cementerio comunitario porque me faltaría la parte cristiana de mi ser judío. Pero judíos–judíos, esos que prolongan en lo que hacen o piensan los valores culturales judíos, quedan al parecer muy pocos, aunque sean muchos los que leen hebreo o reciten kaddish en la tumba de sus padres. Todos están aureolados con la coronita del cristiano-capitalismo que al fin los ha vencido por el terror cristiano luego de dos mil años de resistencia empecinada: convertidos ahora al "judeo-cristianismo".
Por eso la creación del Hogar Judío en Palestina tiene un doble sentido: la "solución final" europea tuvo éxito, logró su objetivo, el cristianismo europeo se desembarazó de los judíos y muchos de los que se salvaron se fueron de Europa casi agradecidos, sin querer recordar por qué se iban y quiénes los habían exterminado. La Europa cristiana y democrática se había sacado el milenario peso judío de encima. Pero mis padres, que llegaron a las colonias judías de Entre Ríos, sí lo sabían.
Todos los judíos estamos pagando esta inmerecida transacción, ese "olvido" del Estado de Israel, al que seguramente se habrían negado los defensores del Ghetto de Varsovia, que murieron, ellos sí, sabiendo quiénes eran los responsables políticos, económicos y religiosos –estaban a la vista–- como los millones de judíos europeos que murieron en los campos de exterminio. Los judíos que vinieron luego, esos que estamos viendo, no quisieron ni pensar a fondo en los culpables: se unieron a los poderosos y saludaron alborozados que el socialismo stalinista antisemita se derrumbara arrastrando al olvido al mismo tiempo, como si fuera lo mismo, la memoria de los pioneros judíos revolucionarios asesinados por Stalin.
Por eso sus sueños mesiánicos dependen ahora únicamente de los cristianos y del capitalismo para poder realizarse. Sólo tenían que hacer una cosa: permutar al enemigo verdadero por un enemigo falso.
Estamos pagando muy cara esta conversión judía.
Los israelíes, ya vencidos en lo más entrañable que tenían de judíos históricos, se han transformado en la punta de lanza del capitalismo cristiano que los armó hasta los dientes para enfrentar el mayor y nuevo peligro que tiene el cristianismo: los mil millones de musulmanes que pueblan el mundo. Pero ni los musulmanes ni los palestinos fueron los culpables de la Shoá: los culpables del genocidio son ahora sus amigos, que los mandan al frente.

Y aquí cierra la ecuación política amigo-enemigo de Karl Schmitt. Antes, hasta la Segunda Guerra Mundial, el fundamento teológico de la política era "amigo/cristiano–enemigo/judío".
Ahora que los judíos vencidos se cristianizaron como Estado teológico neoliberal la ecuación es otra: "amigo/judeocristiano–enemigo/musulmán". ¿Este es el lamentable destino que Jehová nos reservaba a los judíos? Porque de lo que hacen ustedes en Israel depende también el destino de todos nosotros.



26 comentarios:

rf dijo...

Yo mantengo viva la esperanza, aunque sea muy poquito. Es que, aunque no creo en Al Gore ni en que nos vayamos a acabar el mundo con el calentamiento global por usar desodorante, ha habido tantos cambios climáticas de verdad fuerte en la historia del planeta que seguramente en algunos miles de años los humanos dejaremos de existir.

Sirena de mentiras dijo...

O sea... la esperanza del exterminio? Qué triste Pandita... mi amigo Mohammed (alguna vez escribí sobre él) está en Holanda hospitalizado... y llamaron a su mamá en Rafah para amenazar con bombardearle su casa... ella no quiere salir... él no puede ayudar en nada... todo es una desgracia... yo estoy igual que vos... ¿qué vamos a hacer en este mundo?

ONDINA (ando desconectada) dijo...

Triste...dan ganas de cerrar los ojos y hacer como que esto no pasa, pero no se puede. Aunque tampoco se puede ser fatalista al punto de decir que no hay más esperanza.

Anónimo dijo...

lo que hay que hacer es generar espacios de discusión...pero que digan algo...algo consecuente al tema, no darle vueltas...si no se tiene la información, se busca. si no se busca es porque no interesa, y si no le interesa no comente amigo.
Lo que hay que hacer es dejar de poner fotos como finalistas panda. La realidad está...no es necesaria tu foto para hablar de la esperanza...
Es indignante lo que pasa ahora, si. Pero la historia entre estos polos ha sido indigante desde hace tiempo...no seamos finalistas

Panda en la bañera... dijo...

Querido anónimo de las 16:24
yo creo que no hay una foto que sustente mejor mi idea de "esperanza en formol" que esta...u otras 4000 que circulan por internet. Pero fue esta la que detonó todo.
La que es "finalista" en todo caso soy yo amigo, no la foto. La imágen en sí no tiene la culpa.
Soy respetuosa de la imagen (de esta y todas las que utilizo).
Escojí esta en partucular por la tensa y aparente calma que contiene. Por lo brutal y devastadora que es.
Porque no basta con saberlo. Porque sí son los niños, esos niños, este niño; los que reciben las balas...ellos que eran nuestra esperanza, como se dice en discursos oficiales baratos.
La barbarie es esta, mírela aquí, o en su diario de elección, aunque le garantizo que en ningún periódico tendrán el respeto ni habrán pensado todo lo que yo pensé ántes de decidir postearla...
Soy consecuente con mi discurso (en este caso desolado y golpeado por la realidad que yo no invento, como usted bien dice; es).
Aquí no hay nada gratuito.

Pero lo entiendo Anónimo, a mi también me revuelve el estómago y me enferma el corazón.
Yo creo amigo Anónimo que en sí, lo que se debe de hacer no es negar imágenes, que a mi parecer, sí son necesarias y existen, ni consolarse pensando "es que siempre ha sido así"...
Lo que se debe hacer es recordar, como dice Rozitchner. Y los recuerdos no sirven de mucho si son parciales, ¿no cree usted?

Pablo G dijo...

Una cosa es publicar cabezas cortadas a tuttiplen en portadas de periodicos con titulares amarillos y otra no querer ver la realidad.
Y cambiando de tema...
¿Y Obama?

Anónimo dijo...

Estimado Sr. G...
Disculpe si en algún momento mis palabras le hicieron pensar que comparaba la foto que ha puesto panda con las fotos publicadas diariamente en el Metro o en cualquier periódico que lea usted...No es lo mismo. Uno es un intento de comercializar la catástrofe y la barbarie y el otro es un intento por ¿sensibilizar? Panda no quiere vender, corromper mentes ni pervertir la "comunicación" humana e información diaria. No iba por ahí mi comentario de finalismo...espero lo entienda.
Y si quiere cambiar de tema, el post de obama estaba abajo...

Anónimo dijo...

Obama??? En EUA...
Quieres un mapa para ver donde queda GAZA???
Cambio climático?? si. Nos exterminará a todos, pero no lo suficientemente rápido como para olvidar estas clasicas sanguinarias humaneses...yo voté por el calentamiento global...no ha ganado aún...
Atte: bruta

Panda en la bañera... dijo...

pero nadie comenta sobre el texto de Rozitcher...

Sirena de mentiras dijo...

A ver, comento el texto de Rozitcher... Aunque tiene razón en muchos puntos, la verdad... no era necesario exagerar ni colocarlo todo en una especie de guerra de judíos contra cristianos. Ante argumentos religiosos como este "el fundamento cristiano escondido en la política: el odio visceral y alucinado religioso antijudío para que en Europa reverdeciera con toda intensidad el fundamento grabado durante siglos en el imaginario popular cristiano. Y con ese vigor arcaico reverdecido pudieran enfrentar la amenaza revolucionaria del judeo–marxismo", que denotan claramente un judeo-centrismo nauseabundo... yo prefiero remitirme a la historia. Si no, terminamos creyendo que en efecto, los territorios palestinos fueron comprados por el rey david y de ahí nadie nos saca...

Ondina dijo...

Panda querida, mira lo que me hiciste escribir. Tu post me provocó, lo confieso, fue el culpable de la última entrada en La Locura de estar Viva.

Ahora que entro de nuevo a comentarte aquí, veo que le has agregado más texto, y que ha provocado reacciones diversas. No dudo que sobraría quien me señalara con el dedo acusador, pero lo importante es seguir en comunicación, luchar por ella y contrastar opiniones.

Por acá te sigo leyendo.

Invierno Funk dijo...

Panda

Leí el texto de León, varias veces... es un poco complejo para mí.

Pero de manera general no me gusta su opinión, se pone el destino a merced de la historia, de los recuerdos y de los judíos de tierra santa... que de santa ya no tiene ni madres...

No creo que tenga nada que ver con el marxismo, ni el neoliberalismo, tiene que ver con conflictos humanos que nacen de los corazónes de esos pobres hombres a los que les hacen creer cosas a la de ahuevo coartando su libertad de credo y pensamiento.

El espíritu que es libre, al final de cuentas busca salir a la superficie, pero como ellos mismos lo reprimen, por los dogmas a los que son adeptos... salen como válvula de escape a alta velocidad... y vemos escuelas bombardeadas.... no mames que coraje....

el hombre es el lobo del hombre...

chale

in.funk

Pablo G dijo...

Anónimo de comentarios anteriores.
En primer lugar le pido disculpas si se ha sentido molestado con mi comentario. Disculpas a vd y a la autora de este blog, que demanda que los comentarios se ciñan a lo tratado en las entradas, pero en los blogs ya se sabe... los comentarios derivan a veces en debates más o menos relacionados con la entrada en cuestión.
En segundo lugar decir que donde yo vivo el único diario Metro (que por cierto, no leo) que conozco no pública fotos sensacionalistas de el calibre a que me refiero en portada, ni Metro, ni otros, leídos o nó por mí, pero hoy día, una portada puede dar la vuelta al mundo, sin necesidad de leer el periodico, puedes conocer la foto.
En tercer lugar, el que compara imágenes soy yo, no Vd. Pero a lo mejor me he explicado torpemente en el comentario, así que le pido disculpas de nuevo.
Y por ultimo darle las gracias por aconsejarme a donde dirigir mis comentarios, pero cualquiera no negaría que la politica de eeuu en la zona y el silencio vergonzoso de Obama tienen que ver con el tema.
Realmente pienso que mantener debates tan absurdos como este (y con anónimos) no lleva a ninguna parte, por tanto, repito, pido disculpas a los que se sientan molestados, y por mi parte doy el tema por zanjado.
Saludos.

Panda en la bañera... dijo...

Ho pablo...yo no demando nada, por mi no hay ofensa ni molestia, garantizo eso. Era sólo mi curiosidad por saber si alguien había leído y entendido al cruel y atinado Rozitchner. Nada más.
Pero no zanjemos temas!!
Me alegra que pasaras por aquí.

Anónimo dijo...

El anonimato no es un impedimento para la generación de discurso. Nunca importa el quién. Importa el qué...En algún momento alguien a dado nombres de soldados tira bombas?? o nombres de los cientos (ya 700 para estas horas)de muertos palestinos??? La acción no tiene dueño...es para que todos la tomen,o la dejen, como quieran. Y honestamente creo que se sigue explicando torpemente.
Reconozco que es interesante la observación en torno al silencio Obamista...Probablemente no es el héroe que todos esperabamos... Probablemente el altruismo sea un mito.
Estoy de acuerdo con panda...El esunto no es zanjar...es todo lo contrario. Recibir todo tipo de comentarios, y generar a partir de ellos.

Atte: ANONIMO

P.D. Panda, te debo un super...

Invierno Funk dijo...

Pablo G... y público conocedor.

Yo no me senti molesto. Por mi parte está bien... pero no pidas tantas disculpas y menos a "nadie".
Estuvo chido lo que pusiste y punto. Hasta cierto punto tu zanjaste solo el debate y se pierde la oportunidad de encontrarle más chichis a las hormigas... no se enoje... debatir no es ofender ni pelear.

Realmente crees que el debate "absurdo" no te haya llevado a nada... no aprendiste nada?.. dejando de lado el tema de la guerra, no aprendiste sobre tí o sobre el anónimo... yo si...

Aprendí también que Rozitchner es un mamón, y en lo personal no se me hace nada atinado su artículo, se me hace confuso y redundante, además de poco propositivo.

Ningún debate verdadero debe echarse en morral de Bob Marley (de esos que venden en coyoacán, porque luego se rompen)Como algún día me dijo un amigo (pete) y nunca entendí hasta algún día... hay que saber encontrar el espacio entre la "p" y la "q".

Es una mamada sí.. lo sé... pero si aprendo mucho.

un abrazo.

Panda... cuando unas chelas?

Panda en la bañera... dijo...

Querido invierno, el Maestro Rozitchner podrá ser todo lo mamón que gustes, pero su artículo bajo ninguna circunstancia puede tacharse de "mamada" mucho ménos de redundante o confuso.
Porsupuesto que el tema del conflicto árabe-israelí está centrado en un nervio religioso-económico-político.
El problema es que como somos católicos occidentales (europeizados) cuando alguien critica esa condición automaticamente saltamos y sentimos una ofensa irracional.
El texto de Rozitcher está muy bien sustentado, histórica, teórica e ideológicamente hablando. Aunque suene cruel y nos conflictúe permitirnos entender de lo que habla.
Las chelas cuando quiera.
Saludos.

Invierno Funk dijo...

llegó mi coment?
el último último?

Invierno Funk dijo...

de cumpleaños me puedes regalar a tu perro...

=D

Invierno Funk dijo...

Ahhhh no llegooo... maldita maldición.

Lo que había puesto iba más o menos así:

Cuando dije “mamada”, me refería a lo que me decía mi amigo Pete del espacio entre la “p” y la “q”, no precisamente el documento del señor Rozitcher, digo la verdad creo que no lo entendí del todo porque confío en tu criterio…

Por lo que propongo que aprovechemos las chelas para que me expliques que es lo que quiere decir Rozitcher.

Próximo jueves.
Patanegra
celebramos mi onomástico

Que dices?
se aceptan perros de regalo

Anónimo dijo...

En defensa de Israel

Bernard-Henri Levy, filósofo y escritor francés, es el autor, más recientemente, de "American Vertigo: Traveling America in the Footsteps of Tocqueville" y "Ce Grande Cadavre a la Renverse".
Dado que no soy un experto militar, me abstendré de juzgar si los bombardeos israelíes sobre Gaza podrían ser mejor dirigidos, menos intensos.

Dado que durante décadas no he sido capaz de distinguir entre los muertos buenos y los muertos malos o, como acostumbraba decir Camus, entre las "víctimas sospechosas" y los "verdugos privilegiados", también me siento alterado profundamente por las imágenes de niños palestinos que han ido muertos.

Dicho esto, y tomando en cuenta que ciertos medios de comunicación han sido arrastrados nuevamente por los vientos de insensatez nuevamente _ como siempre es el caso cuando Israel está involucrado _ me gustaría recordar a todos ciertos hechos:

1. Ningún gobierno de mundo, ningún otro país que no sea el vilipendiado Israel _ arrastrado sobre el lodo, satanizado _ toleraría que miles de granadas caigan sobre sus ciudades año tras año. Lo más notable en este asunto, la verdadera sorpresa, no es la "brutalidad" israelí; es, literalmente, sino cómo ha limitado su respuesta.

2. El hecho de que Qassam, de Hamas, y ahora sus misiles Grad han causado hasta ahora tan pocas muertes no prueba que estas armas sean artesanales, inofensivas, etcétera, sino que los israelíes se protegen a sí mismos, que viven enterrados en las cuevas de sus edificios, bajo protección: una existencia de pesadilla, en suspenso, con el sonido de las sirenas y explosiones. Yo he ido a Sderot: yo sé.

3. El hecho de que, por el contrario, las granadas israelíes provoquen tantas víctimas no significa, como proclaman iracundamente los manifestantes, que Israel esté llevando a cabo una "matanza" deliberada, sino que los líderes de Gaza han optado por la actitud opuesta y están exponiendo a sus poblaciones, dependiendo de la vieja táctica del "escudo humano". Lo cual significa que Hamas, como Hizbolá hace dos años, está instalando sus centros de mando, sus reservas de armas, sus búnkers, en los sótanos de edificios, de hospitales, de escuelas, de mezquitas. Es eficiente, pero repugnante.

4. Hay una diferencia radical entre los combatientes que deben reconocer aquellos que quieren tener una idea "correcta" de la tragedia y de los medios para poner fin a ella. Los palestinos abren fuego sobre ciudades o, en otras palabras, sobre civiles (lo cual es calificado, en la ley criminal internacional, como un "crimen de guerra"); los israelíes eligen sus blancos en objetivos militares y causan, sin tener la intención de hacerlo, "daños colaterales" _ que, si bien son terribles, señalan una verdadera asimetría estratégica y moral.

5. Ya que tenemos que poner los puntos sobre las íes, recordaremos nuevamente un hecho que, extrañamente, la prensa francesa rara vez ha mencionado y del cual no tengo precedente en ninguna otra guerra, o por parte de cualquier otro ejército: durante la ofensiva aérea, el ejército israelí exhortó a los residentes de Gaza que vivían cerca de blancos militares para que evacuaran la zona: un ministro israelí dijo que se hicieron 100,000 llamadas. El hecho de que esto no altera la desgracia de las familias cuyas vidas han sido rotas en la carnicería, es obvio, pero no se trata en forma alguna de un detalle totalmente carente de significado.

6. Finalmente, en lo que se refiere al famoso bloqueo total impuesto sobre un pueblo que está muriéndose de hambre, que carece de todo en esta crisis humanitaria "sin precedente": una vez más, esto no es correcto en sus hechos. Desde el principio de la ofensiva terrestre, los convoyes humanitarios cruzaron incesantemente el pasaje Kerem Shalom. Según The New York Times, el 31 de diciembre _ en un sólo día _ cerca de 100 camiones cargados con alimentos y medicinas ingresaron al territorio. E invoco, sólo para preservar el recuerdo del hecho (porque no hay necesidad de decirlo _ pero quizá sea sería mejor decirlo ... ) de que los hospitales israelíes continúan, incluso mientras escribo esto, aceptando y cuidando de palestinos heridos cada día.

Rápidamente, esperamos, los combates cesarán. Y muy rápidamente, esperamos también, los comentaristas recuperarán su discernimiento. Ese día descubrirán que Israel ha cometido muchos errores a lo largo de muchos años (oportunidades perdidas, un prolongado rechazo a las demandas nacionalistas palestinas, unilateralismo), pero que los peores enemigos de los palestinos son los líderes extremistas que nunca han querido la paz, nunca han querido un Estado y nunca han concebido uno para su pueblo salvo como instrumento y como rehén. (Piense tan sólo en la imagen siniestra del líder supremo de Hamas, Khaled Meshal, quien, el sábado 27 de diciembre, cuando la magnitud de la tan deseada reacción de Israel estaba haciéndose clara, sólo supo declarar un retorno a las misiones suicidas _ y esto, desde su cómodo exilio, su agradable empleo en Damasco ...)



De dos elecciones, una. Ya sea que los líderes de Hamas restablezcan la tregua que ellos mismos violaron y, mientras están en eso, declaren nulo e inválido un estatuto fundado sólo en el rechazo absoluto de la "entidad sionista": al hacerlo, se volverán a unir al vasto sector de los que buscan un acuerdo, de los que no han cesado _ gracias a Dios _ de lograr progresos en la región, y la paz será establecida. O bien ellos sólo tomarán en cuenta, obstinadamente, el sufrimiento de los civiles palestinos en términos de alimentar sus pasiones acendradas, su odio insano, nihilista, más allá de las palabras. Y si ése es el caso, no son sólo los israelíes, sino también los palestinos, los que necesitarán ser liberados de la sombría sombra de Hamas.

(Traducción de Héctor Shelley.)

Panda en la bañera... dijo...

Señor anónimo:

Usted y Bernard-Henri Levy evidentemente hablan (escriben) lo que les conviene.
¿Entonces es cúlpa de los 900 civiles palestinos que hasta ahora han muerto porque "ellos estaban abajo de los misiles"?
¿A caso creen que pueden convencer a alguien con estos argumentos tan endebles y parciales?
Sólo habría que preguntarse ¿porqué el ejercito de israel no permitió la presencia de la prensa internacional durante esta "defenza" tan justa que ustedes claman?
Su sentido de humanidad es tan corto como su sentido común.

Señor anónimo, aunque usted lo dude, creeame que después de esta invasión, el estado Israelí (que afortunadamente no es lo mismo que el pueblo judío) va atener muchas dificultades para que alguien les compre esa historia de judíos exterminados y victimados, aterrados en el sótano...es decir, ni Spilberg va a poder maquillar esta cicatriz purulenta y vergonzosa de la cara historica del pueblo de Isarel.

Anónimo dijo...

Es sólo un punto para matizar que los amigos palestinos tampoco son hermanas de la caridad jugando el papel exclusivo de víctimas en esta guerra. En su mayoría he visto noticias exaltando las atrocidades israelíes y muy poco platicándonos de lo que la contraparte tiene de protagonista en estos salvajismos.

Javier (el anónimo que hizo copy-paste al artículo de arriba)
PD
¿A mí qué me achacas Panda?, yo no escribo lo que me conviene, ¿qué conveniencia pudiera yo tener en esto? Económicamente soy más fácilmente relacionable con los pobrecitos palestinos que con algún acairelado de Polanco. “Defenza” que ustedes claman… ¿Ustedes quiénes? Ni escribí, ni traduje y parezco más palestino que israelí… Insisto, sólo quise argumentar que conocemos muy poco de lo que realmente sucede como para hacerme a mí o a Bernard-Henri Levy explotar en nombre del Jihad. Mejor abracémonos y festejemos el cumpleaños de tu blog...

Anónimo dijo...

Un judío ofendido anónimo dice en este blog:

"Ningún gobierno de mundo, ningún otro país que no sea el vilipendiado Israel _ arrastrado sobre el lodo, satanizado _ toleraría que miles de granadas caigan sobre sus ciudades año tras año. Lo más notable en este asunto, la verdadera sorpresa, no es la "brutalidad" israelí; es, literalmente, sino cómo ha limitado su respuesta."

Pero el problema no es que el ofendido sea judío, sino que es un defensor de la muerte, de la venganza, del asesinato. El problema no es que sea Israel, ese "estado judío", sino que sea ese Estado TREMENDAMENTE PODEROSO que somete y aplasta a una nación oprimida que no tiene una policía, un gobierno, un ejército con el cual defenderse de las bombas (no grandas) que caen sobre las cabezas de sus civiles desde hace décadas.

El señor defiende que si mi vecino mata a alguien, maten a todos los que vivimos en el barrio. El señor defiende eso...

El señor atropella y arrastra por el lodo el nombre del honorable pueblo judío, defiende el mal radical, se vuelve Eichman el indiferente que gestiona la muerte y considera el asesinato despiadado de los inocentes como una "defensa". Considera que el asesinato de cientos de personas inocentes es un lamentable error de cálculo que se puede justificar.

Lo que usted hace es indefendible, cruel, inhumano. No es necesario defender a Hamas para condenar el terrorismo de Israel. Es necesario valorar toda vida humana. Usted sólo valora la vida de los que considera "verdaderamente humanos". Eso es racismo, igual que los nazis, y sus palabras son gargajos sobre la memoria de los judíos y de todos los pueblos masacrados por el racismo de los poderosos.

Qué vergüenza...

Anónimo dijo...

Comentario al compañero que publicó esto:

"Insisto, sólo quise argumentar que conocemos muy poco de lo que realmente sucede como para hacerme a mí o a Bernard-Henri Levy explotar en nombre del Jihad. Mejor abracémonos y festejemos el cumpleaños de tu blog..."

Es verdad, está usted muy poco informado, que bueno que lo reconoce. Lea un poco de historia, de lo que el poderoso y acaudalado pueblo israelí ha hecho durante décadas con los palestinos a ver si no le da vergüenza difundir propaganda sionazi que oculta la barbarie con argumentos que, como bien dice el panda, son absolutamente endebles.

Respecto a su afirmación sobre la Jihad, tengo que decirle que también es producto de su ignorancia. Es producto de demasiado CNN y poco criterio personal, que difunde la idea xenofóbica de que todo musulmán es un terrorista-suicida en potencia.

Si usted quiere que haya discusiones informadas, aprenda a informarse.

Anónimo dijo...

Amigo anónimo,

¡Cuánta rabia!

Me parece esto es un foro de discusión, no hay verdades absolutas y mi afán en ningún momento era propagandístico para uno u otro bando. Se trata sólo de invitar a extremistas como usted a matizar sus comentarios pues por muchos libros que lea encuentro difícil pueda entender lo que es perder un familiar en un bombazo suicida o un cohete israelí. En esos casos deduzco difícil exhortar a las partes a mesurar sus acciones y opiniones con tanto odio y dolor de por medio. Sin embargo, esperaría una mejor respuesta de este lado del planeta al discutir el problema Palestino-Israelí. Entienda mi punto: ni mucho que queme al Santo ni tanto que no lo alumbre, nada más. Ni todos los israelíes son condenables ni todos los palestinos son víctimas incuestionables…

Acepto el texto al que hice copy-paste no es bueno, pero me resultó tan malo como algunos otros se han publicado en esta discusión y así me ayuda a contraponer las dos caricaturas se dibujan.

Finalmente, le recomiendo trabaje un poco en el entendimiento de frases sarcásticas (hay algunos escritos ha publicado el Pando ilustran muy bien el concepto)… Así para que no haya falla mientras trabaja en su sarcasmo y no me malentienda de nuevo, le explico: es obvio el Panda no va a hacernos explotar a nadie en nombre del Jihad y es obvio la gran mayoría de los musulmanes no son terroristas-suicidas.

Javier