viernes, 26 de junio de 2009

Siendo el sarcasmo un arte

Vale decir que aquel que lo practica y domina es inteligente, perspicaz, ágil; pero sobre todo elegante.
Aquel que lo practica debe no sólo ejecutarlo con gracia; también soportarlo, recibirlo estoicamente y con dignidad; y reconocer un buen sarcasmo cuando lo ve. El sarcástico consumado se alegra al toparse con un sarcástico digno.
No hay nada peor que un chiquito, que jugando al sarcasmo, al primer golpe, corre a esconderse tras los manteles, o...la cafetera, enojado, ofuscado lanzando patadas injustas.
Es decir; si marcas el ritmo debes poder bailarlo, o mejor no lo intentes.
Pero sobre todo, el sarcasmo no es un ataque frontal hacia nadie, es la maravilla de tocar el punto sin verlo, ni nombrarlo...decir sin decir, sin agredir, aunque duele. Tan complejo como el albur.
Niños: no intenten esto en casa.

7 comentarios:

Ondina dijo...

De acuerdo en todo, aunque hay gente que dice que es sarcástica cuando en verdad es mala leche. Entre sarcásticos podemos despedazarnos, pero jamás nos haremos daño. ¿Será?

SekSonico dijo...

los de no intenten esto en casa es sarcasmo?, si no mi mamá ya no me dejará bloggear. Por cierto, presenta a tus hermanas, con todo respeto.

Anónimo dijo...

Mm yo me presento sola...soy la hermana panda menor. Mucho gusto
Mi nombre es Sopa...

LuisRicardo dijo...

Pero no sé, porque el daño es necesario en el sarcasmo, ¿no?

Panda en la bañera... dijo...

no necesariamente ni intencionalmente, creo yo...

LuisRicardo dijo...

Entonces quisiera leer un probable y tuyo 'libro de las sutilezas'...

rf dijo...

Que venga el libro, anda, Panda.