sábado, 13 de marzo de 2010

Del aseo y otros demonios (sostengo que odio a garcía márquez y esta entrada nada tiene que ver con él)

Veo una mancha en la pantalla de la laptop. Parece una hormiga muerta. Quiero quitarla y la toco. La punta de mi dedo esparce la mugre, la mancha se dilata, ahora parece una pequeña mariposa nocturna, oscura y bastante fea. Busco la servilleta de mi desayuno. Limpio, pero la mancha no se absorbe del todo. De un lado al otro de la pantalla queda una línea café. Marca un horizonte.

Me exaspero, levanto mi camisón para limpiar ese indeseable horizonte que nadie invitó a mi vista, tengo que pararme de la silla y acercar el cuerpo a la máquina para recorrer con el algodón la mayor superficie de mancha. Mi trasero queda al aire unos instantes y mi perra parovecha para olfatear. Problema: el camisón conserva cierta humedad y grasa de mi cuerpo además de un poco de café que derramé. Ahora la mancha lo abarca todo. Aquí está, viéndome escribir.

Hola mancha. Adiós.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta esa fuerza con la que escribes, me gusta realmente mucho, me recuerda a algunos poemas de Sylvia Plath.
Te recomiendo que con muy poco jabón de trastes disuelto en mucha agua le pases y le pases con mucha calma con un kleenex de los que no dejan residuo. Después remueves el detergente sobrante con agua muy limpia y finalmente le pasas un poco de alochol de 96.
Cuidado de que esas cosas no caiga en el teclado y vas a estar bien...

Anónimo dijo...

Me gusta esa fuerza con la que escribes, me gusta realmente mucho, me recuerda a algunos poemas de Sylvia Plath.
Te recomiendo que con muy poco jabón de trastes disuelto en mucha agua le pases y le pases con mucha calma con un kleenex de los que no dejan residuo. Después remueves el detergente sobrante con agua muy limpia y finalmente le pasas un poco de alochol de 96.
Cuidado de que esas cosas no caiga en el teclado y vas a estar bien...

Pablo G dijo...

Yo odio a Esperanza Aguirre. Y este comentario no tiene nada que ver con la entrada.

rf dijo...

Es la historia de tu vida, Panda. Resígnate, las manchas te acechan.

Ondina dijo...

Yo también odio a García Márquez, pero me encanta esta anatomía de las cosas pequeñas que tú escribes. Saludos, A!

caro dijo...

Panda... perdón por la despoesía. El post está muy tuanis, pero en la gaveta roja hay una botella con líquido especial para limpiar tu pantalla... La dejé ahí porque sí, como dice RF,las manchas te persiguen. Buscala.

Marga dijo...

La que se puede armar en un momento.

Saludos

boladevidre dijo...

La verdad.... un bolg que sobresale... destaca y redistribuye las energias.
Y todo en uno! Te felicito por observar los pequeños detalles y saber transmitirlos.