sábado, 6 de julio de 2013

Pequeña, me siento obligada a decirlo, ojalá leyeras esto...

Nadie que te deje tirada con una herida abierta, sangrando, aullando, suplicando, merece tu amor, consideración ó respeto.
Te lo prometo...nadie.
Nadie que abandone un perro...o dos...o a ti como a un perro....No, nadie.

2 comentarios:

Pia Bustos dijo...

con esto si que me mataste, es algo tan simple pero cuesta tanto entenderlo, tanto llanto para llegar a esa simple y obvia conclusion.
gracias

Pia Bustos dijo...

Me mataste con eso ultimo, es una conclusion tan obvia pero cuesta tanto entenderlo, tantas lagrimas para llegar a eso, tanto camino recorrido y es asi de simple.
gracias