domingo, 1 de septiembre de 2013

Breve II

Abandono. 

En la entrada las campanas hacían el ruido de siempre. 
El zapato continuó esperando al pie que lo había olvidado. 
Había pasado ya más de un mes. 



****

Hallazgo. 
Cuando el doctor colocó el estetoscopio en el pecho de la niña, no dio crédito a lo que escuchó. 
No era el sonido de un corazón. 
Era claramente el ruido de una licuadora. 
Llamaron entonces al técnico en electrodomésticos. 

****

Hallazgo II

Se acurrucó bajo el camión para refugiarse del aguacero y ahí encontró al gato. 
Era un gato sin cola y con una pata de sobra.


FIN.