domingo, 6 de julio de 2008

Fantasía

“¡Si Batman existiera estaría pateándote el trasero en este instante!!!!

Y estaría dándome amor para consolar éste pobre corazón que te empeñas en descuidar.”- dijo ella cuando azotó la puerta del coche. Sacó sus llaves, abrió la puerta de la casa, entró y finalmente azotó la puerta nuevamente, enfurecida.

Una vez dentro, sentada en la sala, se quitó los lentes y se quedó mirando al vacío un largo rato, pensando:


“Pinche Batman ¿dónde estás?”…

3 comentarios:

Sirena de pie dijo...

Ni idea... cuando he llamado a Batman llegan sólo los BaDman... maldita pronunciación del inglich...

Sirena de pie dijo...

Para seguir haciendo chistes bien malos... mejor vamos por un "barman" en octubre o por ahí, cuando ande por tu planeta ¿qué tal?

DKDetective dijo...

Ahí he estado...