viernes, 22 de agosto de 2008

Otras postales

Foto: A.M

“No voy a escribir en tu cumpleaños, pero sabes que me acordaré”- dice.
“No escribas, no es necesario”- responde.
“No lo haré”- promete y se marcha.


Ese día ella despierta muy temprano, se lava la cara, va por jugo, regresa bebiendo; de un cajón saca una vieja postal de cumpleaños que guarda, no sabe desde hace cuánto tiempo porque olvidó enviarla, no recuerda a quién. Escribe: Feliz cumpleaños.

Guarda la postal en el sobre, y en el lavabo blanco del baño, en complicidad con un pequeño cerillo de cabeza roja, prende fuego a la felicitación que en segundos arde, se consume: hermosa llama azul y naranja.

Con la punta del dedo toca suave la ceniza, traza una línea.
“Papel y tinta china”- piensa mientras el dedo termina el recorrido.
Feliz cumpleaños.
Sonríe y prepara el café.

5 comentarios:

Sirena dijo...

Estoy muy triste Panda... muy... y me hizo sentir triste la escena porque sé que tendré que hacer eso un día... felicitar en secreto y quemar las evidencias. Guardame uno de esos cerillos.

Luis Ricardo dijo...

de todos los combustibles posibles

A veces yo soy un...panda dijo...

Habrá cerillos, seguro.

sirako dijo...

yo nunca prometo nada, pero sí lo hiciera, seguro beberá más café.

Anónimo dijo...

I found this site using [url=http://google.com]google.com[/url] And i want to thank you for your work. You have done really very good site. Great work, great site! Thank you!

Sorry for offtopic