sábado, 2 de agosto de 2008

Recuperación.



Debo guardar el secreto a un amigo, pero es necesario que cuente cómo ocurrió, porque lo que ocurrió es una de las historias más preciosas que he vivido para contar.
Primero: GRACIAS
Segundo: Gracias
No he recuperado mi computadora ni la información que llevaba en la panza de circuitos fundidos, lo cual en este momento no importa, no importa en lo absoluto. Los diez años de música, el divorcio, la voracidad de la publicidad…nada de eso es importante.
Lo que es importante ocurrió a la mañana siguiente de mi miércoles gris
Temprano en la mañana sonó el celular. Lo contesto disimulando la modorra.
- ¿estás despierta?- dice la voz
- Sí, sí… despierta
- Te invito a desayunar
- Sí, sí… desayunar.
Cuando suena el timbre y abro la puerta, del otro lado hay un gran abrazo esperándome junto con la pregunta ¿cómo estás? Aunque quien pregunta conoce la respuesta: perdida, sin música, sin letras, sin ánimo.
A continuación se abre la cajuela del coche, hay una caja sellada, y dentro de ella mi nueva herramienta, empacada, dormida pero lista para ser usada por primera vez.
- No dejes de escribir nunca- dice la voz
Y este panda no puede más que llorar (literalmente) y balbucear estupideces y decir: no, no, no, ¿cómo? Pero es que no debiste… tengo que pagártela…
La voz, amorosa y verdadera contesta: no, es una donación y me vale. No dejes de escribir.
Y entonces los que desaparecen son los publicistas del corazón podrido, los dictadores, los mentirosos, los asesinos, los injustos…los negados y los desamores. Todos se esfuman y comprendo que sí hay gente muy buena; y mi fe en la humanidad y en mí, en lo que veo y escribo, crece y me asalta una sonrisa que jamás me va a abandonar.
Gracias a ti, porque desde la primera vez que te conocí, hace quince años, me miraste en serio y dijiste: te permito doblarte pero nunca quebrarte. Y lo has cumplido, nunca me has permitido el derrumbe, ni la complacencia del desespero.
Mi corazón te guarda siempre y no es por el bien material que me has proveído en este momento duro; es la inmediata respuesta que tú siempre ofreces siendo fiel a tus principios: “Los primeros auxilios son la ayuda inmediata que debe brindarse a aquella persona que se encuentra en peligro inminente, ya sea física o afectivamente”, “La reanimación cardiopulmonar es sólo para corazones demasiado buenos para morir…y todos los corazones son, por principio, demasiado buenos para morir.”
Es que tú sí ves.
Entonces, sin pretexto, este panda ahora tiene una gran y hermosa responsabilidad: responder.
Y lo haré.
Quiero también agradecer profundamente a rf, a 10.21, a sirena de pie y a todos los que respondieron a mi tristeza de formas tan generosas y prontas, con música, con solidaridad.
Y yo que pensaba que a este mundo le hacía falta amor. You just prove me wrong.
Ahora sí… PANDA RELOADED.

4 comentarios:

Sirena de pie dijo...

wow!!!! qué amigo tan hermoso... nos hizo a todos el enorme favor de seguir aquí... (creo que pocos entenderían lo que significa ese objeto como medio para...). Qué buena noticia Panda.

Maria dijo...

escuchando a snow patrol...if i lay here, if i just lay here...me gusto mucho, me cambio el mood.
felicidades y que la sonrisa no se te borre nunca, y si, no dejes de escribir.

Javier dijo...

Hacía rato no te leía, pero me da gusto hayas perdido tu computadora sólo para tener ahora una nueva y tener también la chance de recuperar tu música poco a poco... Ya verás será fácil recuperar la que realmente te gustaba y la que no era tan buena ni la extrañarás. Yo me coopero con casi todo los Smiths y un poquito de Morrisey (solito no me gusta tanto)... Las fotos y textos hayas perdido, ooops... Espero hayas aprendido a hacer respaldos y tu nueva compu tenga quemador...

Ondina dijo...

Esos son amigos, carajo!
Mi más sentido pésame por lo de tu compu... y ánimo, que aquéllo con lo que llenarás el nuevo estómago hambriento de letras y sueños, será aún mejor que lo que ya tenías.