sábado, 13 de septiembre de 2008

De lo importante...

Miro el cabello de Natalia y noto lo largo que está. Caireles dorados asoman por detrás de sus orejas.
Lo encuentro precioso y quiero decirle que su cabello ha crecido como una hermosa enredadera:
-Ven, tengo que decirte algo sobre tu pelo- le digo mientras ella se mece en la silla.
-No quiero- me contesta con una sonrisa provocadora.
-Anda, ven, es importante- insisto tratando de intrigarla.
-Nada sobre el pelo puede ser importante- declara absolutamente convencida.
Ojalá todas fuéramos así, como niñas de cinco; sabias y calaras…aun sin pelo.

6 comentarios:

10.21 dijo...

sabia natalia... por contraste, me hace recordar los comentarios estúpidos que he escuchado sobre los arreglos personales y la belleza.

hm...

Sirena dijo...

¡Me encanta ella!!!! Ella sí se salvó de "la taconuda inside" (ya verás mis teorías alrededor del asunto)

rf dijo...

Ahí está el toque.

Luis Ricardo dijo...

:D

Anónimo dijo...

Un cariño a Natalia y un abrazo para tí, con la gratitud de un calvo que mucho les estima.

karina dijo...

Sabiduría destilada. Y el dibujo es excelente. Amb@s adorables.