domingo, 7 de septiembre de 2008

Un problemita ¿Ya sabe qué va a regalar en navidad?




Hace un mes y medio mi hermana Elisa y su esposo se iban a Holanda como cada año, para que su hija Aura conviviera con su familia holandesa.

Pero tenían un problema: Luna. Su labrador, que es como otra hija. No tenían con quién dejarla las cinco semanas que el paseo duraría.



Yo me ofrecí a cuidarla, porque:

a) Me encantan los perros

b) Quiero a mi hermana y me gusta ayudarla

c) yo tengo un perro, Loco Max, el cual disfrutaría la compañía de otro canino en casa.

d) Mi casa tiene suficiente espacio para dos perros, y tres chicas con sus respectivos novios.


Todo funcionó bien. Luna no sufrió ni un poquito la ausencia de sus dueños durante esas cinco semanas. Comió muy bien, jugó, ladró, orinó TODA mi alfombra, e incitó a Loco Max a romper un colchón (algo que Loco NUNCA había hecho)

Cuando la recogieron, al final de las cinco semanas, Loco Max y yo nos deprimimos.


Ayer me habló mi hermana...

parece ser...

(no me explico cómo)

que....

jajajaja...

Luna está embarazada (otra cosa más que Loco nunca había hecho).

Bueno en realidad sí me explico cómo... ¡PINCHE LOCO MAX!!!!

Puta madre...puta perra...pero es la cosa más chingona que he visto en mucho tiempo.

Con razón Luna no extrañó ni un poquito a sus dueños.

Con razón comió como cerdo...

Con razón...


Entonces parece ser que, además de que mi hermana y mi cuñado me odian, por diciembre tendré perritos y necesitaré conseguir hogares (buenos hogares) para los pequeños.

A continuación unas fotos de los padres, para que se hagan una idea de cómo podrían ser los hijos:


LUNA: Es una perra muy inteligente y bilingüe, a parte de orinar la alfombra, y romper el colchón (que de hecho era el colchón de Loco Max, especial para que los perros lo apestaran a gusto) y andar de puta, es una perra maravillosa. Noten su carita de "yo no fui", lagartona, mosca muerta...la quiero.


LOCO MAX: Este perro es sencillamente genial. Por un tiempo indefinido vivió en la calle, hasta que un día llegó a la puerta de la casa y siguió a Maricela, mi roomate, ganándose su corazón y la oportunidad de un hogar establecido. No rompe, no muerde, no orina donde no debe y es uno de los perros más amoroso que he conocido. Parece una pantufla de muppet. Perro cabrón, pito dulce...lo quiero.



Ahora, imagínese usted señor lector, señora lectora, los cachorros que estos dos pueden tener....Fuera de broma, sí podrían ser bonitos ¿no?


Yo se que suena aterrador, pero lo que importa no es la raza ni la apariencia, sino el amor.


Si alguien quiere pensarlo, una vez que los perritos nazcan, podré un post aviso.


Considérenlo, un perrito es un regalo de navidad perfecto...además de que ayudarían a un panda en apuros caninos.

6 comentarios:

pk dijo...

no imaginar el tipo de perro que saldrá de eso. loco max es muy muy bonito.
abrazo

Sirena dijo...

Loco Max es el mero macho... porque luna se ve grandota y bueno... es la luna y aún así la alcanzó... si no fuera por las alergias de mi hermano futuro compañero de casa me llevaría uno de esos traviesos locos lunáticos... pero ya les encontrarás casa, seguro que sí.

10.21 dijo...

me puedes mandar uno por fedex o por dhl?

me haría gracia tener un hijo de esos dos. además el punto de la sirena es importante: si el loco alcanza la luna...

;)

Luis Ricardo dijo...

jajaj

regalos de Navidad dijo...

¿Qué tal se llevan los padres con la ciencia aeronaútica? ¿Podrán viajar los hijos en avión? Si es así, en España seguro que algún cachorro se vería lindo...Mantenme informado

Srita. Sayers dijo...

son realmente hermosos los padres!!!!!!!!!! seguro saldran unos hijitos lindos, lindos!!!!

Saludos!