lunes, 7 de octubre de 2013

Nota mental:

¿Para qué ser perfecto? Si se puede ser grandioso.